“te amo, te odio, dame más!!”

Antes dije que el rock es como el fútbol, ahora ya no.

El fútbol es como el rock pero peor, ya no existe más, Racing se va al descenso, la gente se mata, cuchillos… Estamos en democracia [Nota: Juanita ya no vive en 1983… ¿por suerte?], ¿qué es lo que más quieren? ¿Qué quieren? [ovación] ¡Díganme que quieren! “No encuentro gracia en agresiones gratuitas, ¡que somos un pueblo civilizado, joder!”

Voy a tocar un tema de un rock n’ roll, de una chica que le gustaba ir a habitaciones de moteles a ver si le daban algo, y cuando no le daban se enojaba, “aiii a estos chicos que mal que tocan”. [risas]. [Nota: los chicos tocan mal, las chicas se ríen, nosotros las miramos, las amamos, las deseamos y las abandonamos.]

Ahora vienen hasta periodistas hombres [risas]…  lo que es el destape, viejo.

“Charly, ¿te analizás?”: ahora preguntan cosas así, cuántas veces hacés el amor por dia… ¡mocasines!

Quiero contarles una buena historia
la de una chica que vivió la Gloria
de ser parte del rock
tomando té de peperina.

_
Dentro de su cuento ella era Cenicienta: ¿y fuera? Peperina me destapa ese sentimiento: dentro de nuestro cuento somos alguien, ¿pero fuera? Porque no podemos soñar con que nuestro príncipe sea un hippie de los años sesenta.

“te amo, te odio, dame más!!”

Siempre escuchas a la gente gritar bien fuerte, quiero ser tal cosa, pero soy otra y se pasan toda la vida haciendose replanteos de este tipo. Un día se hace de noche y en el instante previo a dormir uno se lamenta de todo lo que no hizo durante su vida. Juanita cree que  eso quiso decir Charly con “Peperina”. El enemigo más rencoroso es el lamento, el resto es una especie de aurora boreal.

“Con Pedro compusimos canciones en el acto, no lo miraba, yo hacia la musica, las letras y el el acompañamiento.” Y aunque parece muy distante, en la musica Aznar baja la barreras, es un placer, es muy bueno.

“y que me dé la inyeccion a tiempo/ antes que se me pudra el corazón/ y caliente esos huesos fríos, nena”. “La fiebre de un sábado azul/ y un domingo sin tristeza/ esquivas a tu corazón/ y destrozas tu cabeza./ Y me olvidé la letra/ pero más o menos/ ¿cómo seguía?/  ah, sí….” [Nota: ¿música?]

Las frases del principio están tomadas del recital de Charly García en el estadio Luna Park de Buenos Aires, presentando Clics modernos, el 17 de diciembre de 1983.

_

Basta de Lamento! Te amo, te odio, dame más!