Hay personas que hacen temblar al mundo. No pasan inadvertidas. Como Pepe Lui. Artesano hasta en su manera de mirar. Personas Encantadoras que merecen música de fondo. ¿Acaso no la merecemos todos? Viva la democracia y el sabadebodueira con sus leyes inexorables, ¡Viva!

Imagínense a ustedes mismos caminando por la calle en uno de esos días “locos”. Quiero que visualicen esa situación (Nota: que nada ni nadie nos quite el poder de imaginar… nos pertenece) Ahora pongan play y vean cómo cambia el ritmo de ese día.

Héte ahi el poder de la musica. “Luz, luz, LUUUUUUUUUUUUUUUZ DEEEEEEEEEL ALMAAAA”.

Clave esperanzadora de la semana: “easy pierna lisi” (traduccion: Soltate, ¿con wellapon?) Si lo dijo Luca, palabra santa.

“Calma, tenha calma, que o mundo não tem fim”

Siempre tenemos la cabeza quemada y vamos a mil kilómetros por hora. Siempre nos quejamos porque no tenemos lo que queremos y nos olvidamos de la emoción que nos da tener algo que esperar (“I don’t wanna wait in vain for your love”). Siempre nos quejamos. Basta de quejas. Que salga pa’fuera ese animal que llevamos adentro. Somos como la música. Únicos responsables de lo que genera nuestro ritmo.

Juanita suele ser catalogada como loca de mierda. Se sintió orgullosa de serlo.

Sale el sol por la mañana/
mira que linda ventana/
Oye dios que me as dado/
estoy todo el tiempo volado!/
No eh encontrado todavia un lugar donde la gente baile el rock sin para, sin parar/
seguire buscando hasta encontrar, alguien que me invite!/
alguien que me invite a Bailar!/
Rock’n Roll ouuuu ieeee/

Chau che.

Tatiana Berghmans