Y ahora que estoy frente a ti
parecemos, ya ves, dos extraños…
Lección que por fin aprendí:
¡cómo cambian las cosas los años!
Angustia de saber muertas ya
la ilusión y la fe…
Perdón si me ves lagrimear…
¡Los recuerdos me han hecho mal!
_

Juanita se siente lejos, a veces, de lo que pasa a su alrededor. Cómo puede pasar de pensar que “veinte años no es nada” a pensar que, en ese tiempo, las cosas cambiaron mucho. O como dice Contursi: “cómo cambian las cosas los años…”

Juanita (o la mitad de Juanita, mejor dicho, porque la otra quedó en el barrio volando de fiebre) puede estar en el festival Ciudad emergente escuchando esto, por ejemplo,

y después colgar con Nairobi y Mad Professor, en el mismo lugar. Y después volver en el bondi escuchando un Essential de Noisia. Al final se va volando a donde ya no pertenece.

Escuchar más de cuatro tangos seguidos probablemente debería ser catalogado como “perjudicial a la salud”. Uy que flash, un cambio del tema este de Michael Mike suena como el inicio del ringtone de mi celular. Me sobresalté. Vuelvo. “Como dos extraños”, “Nostalgias”, “Mi noche triste”… ¡ya está, me suicido!

¡No, no!  Nada de suicidios. Voy de aca para alla y de alla para aca. Paso de  “Perfume de naranjo en flor, promesas vagas de un amor” a  “que tenías mucha razón/Le hago caso al corazón/Y me muero por volver/Y volver volver volver.” ¡ya está, me suicido! ¡No, no!  Nada de suicidios. Voy y vengo. Como la música.

Decime lo que quieras pero yo cambiar, no cambio nada….Me voy que tengo la otra mitad hecha mierda. Sabado a la noche. Una parte de festejo y la otra encerrada en casa. 

¡Ya está, me suicido! ¡No, no!  Nada de suicidios. Los años pasan, en unos dias seguro vas a estas mejor. Y como me dijo una vez mi amigo cuyo nombre no recuerdo:

“En 20 años seguro te olvidas”

Chau che!

“El lenguaje de nuestros ojos es inmutable ante el tiempo que nos corre”