¿El ruido es música? Juanita no sabe/ no contesta. Te dice que escuches Further (2010), el nuevo disco de los Chemical Brothers.

Los Chemical volvieron a la old skool. Un ruido casi imbancable, con un compás hipnótico y un bajo apenas perceptible pero intenso marcan el inicio del disco con “Snow”. Una vocecita duplicada, con eco, angelical: “tu amor me sigue elevando/ me eleva más alto/ alto”. Y ahí sube, tipo blues, una quinta, una séptima, y vuelta a la tónica.

Algo asi te pasa:

Lay down all thought/
Surrender to the void /
It is shining /
It is shining………

Dejá de lado tus pensamientos. Rendite ante el todo. Está brillando. No es tan complicado, dos personas se quieren, se gustan, están juntas. Vuelan. Con los Chemical es lo mismo. No es tan complicado. Te gusta. Te rendís ante su sonido. Dejás de lado tus pensamientos. Volás.

La música de los Chemical Brothers está compuesta de partes: es música-rompecabezas. No solo porque te rompe la cabeza, sino porque vos la vas armando. Ahora entró un sintetizador con flange, más soniditos, más y más; atrás sigue la marea. Es una música del “todo suma” y del “todo te conmueve”.

Pero también es de viaje. Blur decía en “Tender”, citando a Scott Fitzgerald: “tierna es la noche/ recostado a tu lado”. Las voces se expanden como en un canon medieval: en los discos de los Chemical te podés encontrar con Pink Floyd, con un aria de Mozart o con un canon medieval. Y sin que te des cuenta pasó al segundo tema, “Escape velocity”.

Acá se va a poner, pensás si nunca lo escuchaste. Si ya lo escuchaste (Juanita lo habrá escuchado, no sé, decime, ¿20 veces?, ¿25 veces?), pensás lo mismo: “acá se va a poner”. Entra el típico sonidito enfermo de la electrónica de la vieja escuela: círculos y círculos de agudos con un pico que sube, sube, sube, sube (“más alto”).

Y explota.

Paren todo: llegaron los Reyes. Porque estos tipos no tienen que mandarte un super bajo en 4/4 para romper todo. Acá es un simple riff de teclado y de fondo tum, PA, tum, PA, tum, PA. Sasha cerró su set en el Essential mix hace tres meses con este tema. Y cómo no hacerlo.

Si después de 20 años de carrera podés hacer un disco de esta altura, chapeau! Después bajan un toque, se ponen más galácticos con “Another world” que recuerda a algunos pasajes del injustamente criticado Come with us (2002). Con “Dissolve” llega el momento más rockero del disco, que se transforma sin ton ni son en “Horse power”.

Further es el primer disco de los Chemical sin vocalistas invitados (por más que el de “Dissolve” parezca Beck…) En la segunda mitad, el disco es más de lo mismo, lo que siempre conocimos de los Chemicals… pero como eso es muy bueno, acá no nos defraudan.

“Further” nunca termina. Vuelve a empezar.