No me gusta Jack Johnson. Pero Juanita no puede dejar de maravillarse del poder que tienen las canciones de los Beatles para sonar increíble en boca del más improvisado.

“Rocky Racoon” es una canción de las canciones del Álbum blanco. Nada más para declarar. Brian Epstein decía que con el Álbum blanco lo que había que hacer era elegir los mejores temas y armar un disco “realmente bueno” de un solo CD. Bah, un solo vinilo. Un LP simple o como fuera que se le dijera en esa época.

Juanita puede tocar “Rocky Racoon” con la guitarra sin hacer esas inflexiones estrellísticas de Jack Johnson y sin meterle un acordeón WOOOWW QUÉ COOL UN ACORDEÓN. Y suena bien. Lennon puede tocar con Keith Richards en bajo, Mitch Mitchell en batería y Eric Clapton en guitarra “Yer blues”. Y suena bien. Eddie Vedder puede tocar “You’ve got to hide your love away” para la banda sonora de una película de Hollywood. Y… bueno, se entendió. Mi cover preferido del día de hoy:

“Nina Simone – Here Comes The Sun”

Me saca una sonrisa y me lleva una vez más a ese lugar. ¿Cómo decía? aaa si, turu turu.

Lo que le impresiona a Juanita es esa capacidad de la música para trascender. Ir más allá, como ella quisiera, hasta donde ya nadie más puede llegar. No importa cuál es el envase, cuál la voz ni el médium. Say no more. El burrito sencillo va solito al corral. Yo me pongo tu uniforme, ¿y vos? ¿me das de morfar?

Estoy un poco como el orto hoy. Si me prendo un porro se me va el baterista/ Apago la tuca se me va el bajista/ Armo el segundo se me va el cantante/ TENGO QUE ARMARME UN PORRO MÁS GRANDE.

Juanita está feliz. Coto está feliz. Todos estamos felices.

Chau che.

PD:  ¿alguien puede explicarme  como mierda termine citando a Michael mike? Definitivamente,  tengo que armarme un porro más grande y Sara Sara baila! ¿suenan los Chemical de fondo?

Ay que estados emocionales en los que estoy girando!