Un racimo de lámparas corona a Hernán Jacinto que se alza cual águila sobre el piano. El recital arranca con él, el líder, el convocante, el músico que supo integrar el JM Trio (sí, Javier Malosetti) y se estuvo presentando todos los miércoles de agosto en Thelonius club.

Hasta ahí fue Juanita el pasado día 18, en busca quién sabe de qué pero con la certeza de presenciar un momento inabarcable. Juanita sabía que hay momentos que no empiezan ni terminan sino que se desenvuelven en un río que discurre en su torrente de melodías. El jazz, de más está decir, es a esa música lo que la miel a unos labios sedientos.

Tres personas ocuparon el escenario, llenaron ese vacío que se soportó entre tragos, vino y un ambiente cálido e íntimo. La noche estaba agradable pero lluviosa, como si el cielo quisiera que desistiéramos de viajar por las calles de Buenos Aires para entrar al primer piso de Salguero y Güemes. Acompañaban al pianista, de sobrio saco negro y remera, Oscar Giunta en batería y Jerónimo Carmona en contrabajo.

Una playa de noche y un barco que regresa a la costa tras años de destierro para encallar en el muelle. Una triste melodía. La batería de Giunta se inquieta, se torna agresiva como para desquitarse. Señoras y señores: “Brad” es el primer tema. Mariano Loiácono sube y se calza la trompeta, seguido por Ramiro Flores y su saxo tenor. Sigue la locura, más fusión y jazz/rock, en el segundo tema.

Ahora uno más tranquilo, más romántico”, presentó Jacinto al tercer tema, “Demasiado lejos”. Los sonidos de su sintetizador llevaron a Juanita desde John Scofield hasta Pantera, pasando por Megadeth para terminar en Thelonius. El bar, sí. Y el otro también. Esta primera entrada terminaría con “Generador de miedos”.

Pausa, cigarrillo en la vereda y aclimatarse. La noche del miércoles prometía todo lo que puede prometer una noche de miércoles en agosto. Vislumbrando una primavera que ya casi está, la segunda entrada arrancó cerca de la medianoche. Los delicados sonidos del sintetizador que atormenta como un fantasma al cuerpo de Jacinto van invitando, tímidamente, a los demás instrumentos.

Pude ver a Juanita salir de la sordina de la trompeta de Mariano Loiácono; saltar del redoblante al ride y de ahí al huequito del hi-hat de Oscar Giunta para salir volando hacia las cuerdas del piano hasta salir despedida por un golpe de Hernán Jacinto y desembocar en el pelo de Jerónimo Carmona. Desde ahí no le quedó más que pedirle a Ramiro Flores que le dedicara un solo de saxo barítono.

Y así terminó la noche Juanita. Bien despierta y con buena música un miércoles a la 1 de la mañana.

Hernán Jacinto (piano), Jerónimo Carmona (contrabajo), Oscar Giunta (batería), Mariano Loiácono (trompeta) y Ramiro Flores (saxo tenor y soprano) se presentarán el próximo miércoles 25 de agosto, a partir de las 21.30 hs, en Thelonius club, Salguero 1884 1º piso (esq. Güemes). Entrada: 20$.