Una vez leí en un foro un topic que se llamaba “Títulos drogones de canciones” o algo similar. Estaban “I can see for miles” de los Who, “Higher than the sun” de Primal Scream. Este disco de Audio Bullys claramente entraría: Higher than the Eiffel.

Como un tobogán de emociones. Audio Bulys es una banda de música electrónica pero es rockera, como LCD Soundsystem o los Chemical Brothers. Como la parte Soulwax de 2manyDJs. Fusión: tiene algo de rap, de ese británico cockney onda The Streets. La parte electrónica, las bases, están ahí al servicio del baile, del electromovimiento.

“Only man” tranquilamente podría entrar en un disco de Gorillaz. JUST ME. ONLY MEEE. Los temas están mucho más armados, melódicamente, a nivel arreglos: “Daisy chains”. Otros meten samples de escopetas: “Shotgun”. Che, ¿esto qué es, Duran Duran? No, se llama “Goodbye”, pero sí, es la más playera.

Los tipos seguramente vengan del palo del rock. En los 80 capaz tenían una banda glam que hacía covers de Bowie. “Feel alright”: me siento bien con ese colchón de cuerdas que no sabemos de dónde salió y menos con delay. Bien fuerte: ME SIENTO BIEN.

Hay gente a la que no le gusta la música electrónica. Juanita de joven escuchaba los Ramones y pensaba que los Stones eran una mierda. Pero desde que vio al Pity abrazándose con Adrián Dárgelos arriba de un escenario, desde esa vez que Intoxicados tocó una canción de Babasónicos, empezó a descreer de los prejuicios.

El ritmo de la música electrónica le sienta mejor cuando viaja, en colectivo o en su cabeza. Los ritmos intensos, el nunca acabar del secuenciador la potencian. Otros temas tienen un pulso totalmente rockero pero con algunos elementos que hacen que los puedan pasar en radio Metro, como “Twist me up”.”London dreamer” mete scratches y juega con el pitch antes de meter las cuerdas.

No deja de haber, ojo, un tinte de melancolía en algunas canciones (“Dynamite”). Pero lo impresionante es que los tipos como DJs se mueven igual o mejor que acá, como músicos. Pará, Juana: ¿un DJ no es un músico? Claro que sí, pero pasando también música de otros. ¿Y no las hace suyas? ¿No hacemos nuestra a la música cada vez que la escuchamos?

Por eso, lo que nos dice Higher than the Eiffel de Audio Bullys es: Juanita (bah, eso lo agregamos nosotros), nena, algo mágico te va a llegar. Ahí a la vuelta de Champs Elysées.

Groove, baile, distorcionadores de la realidad, psicodelia y un poco de rock. Ladies and Gentleman Audio Bullys is floating in the space.

Gimme that juana, gimme that Juani, gimme tha TA! Gimme that punk!