Juanita ya está sumergida en el Festival de Jazz. Anoche le tocó verse rodeada de notas y solos de la más variada clase en el hermoso Teatro 25 de mayo de Villa Urquiza.

Apenas pasadas las 21 hs sonó un aviso de los trabajadores del teatro reclamando por una recategorización prometida por el Jefe de Gobierno pero nunca llevada a cabo. Los modos en que la música se entrelaza con la política le hicieron recordar que, aunque a veces lo sienta así, no se puede vivir rodeado de arte en estado puro: siempre hay algo más allá.

Abrió el cuarteto de Luis Nacht (saxo), con Jerónimo Carmona (contrabajo), Carto Brandán (batería) y Juan Pablo Arredondo (guitarra). Tocaron cuatro canciones de su último trabajo, En las nubes (2010), y una del anterior, El presente (“Danza en el río”). El estilo inestable, oscilante, de su música, le sirvió a Juanita para abrir los sentidos a lo inesperado.

Enrico Pieranunzi estaba emocionado de tocar por primera vez en Argentina. Dos pequeños monstruos lo acompañaron: Mauro Beggio en batería y Luca Bulgarelli en contrabajo. Tocó varios temas suyos (“Je ne sais quoi”, “Castle of solitude”) y algunos standards (“Yesterdays”, “I mean you” de Monk como bis). El sonido de este pianista es nítido, a veces suave y a veces cadencioso, onda Bill Evans. Le gusta dejar espacio a sus músicos, también, y tiene la extraña costumbre de levantarse después de cada tema, dar unas vueltas medio perdido y regresar a su silla.

Para volver a empezar.