El domingo Juanita estuvo en el CC Recoleta pasando una hermosa tarde-noche al ritmo de Ramiro Flores. Presentó temas de su primer y por ahora único disco, Flores (2007), como “L’aprés-midi d’un curupi” (que sonó en JuanaJuanita el jueves pasado) y “Feraldi”.

Ayer lunes tuvo una jornada completa de sonidos y sensaciones de lo más diversas. Juanita arrancó a las 17 hs en un casi desierto Patio del Aljibe viendo al quinteto de Alejandro Chiabrando. Este saxofonista rosarino presentó composiciones de su autoría acompañado de Mariano Loiácono, Carlos Álvarez, Alan Zimmerman y Luciano Ruggeri. Era un jazz tranquilo por momentos, por otros medio funky y hasta pesado -no  tan hardcore. No tan freak ni funk ni chunk. Solo es música.

19 hs. Estos sí que están de la cabeza. Llegó el noise a la Recoleta. La cornetita se llamaba. Enrique Norris en piano era el más cuerdo de los cinco, mirá si no será para tanto… Distorsión, arena, maracas, golpes azarosos. La música de La cornetita no estaba en el escenario: está en tu cabeza.

El convocante de la noche: Juan Cruz de Urquiza. Qué lindo el nuevo cuarteto de JC. Le dedicó varios temas a sus varios hijos el brillante trompetista. Carto Brandán en batería, Carlos Álvarez en contrabajo y Hernán Jacinto en piano y rhodes le siguieron el tren (y descarrilaron, en el buen y saludable sentido, más de una vez). Esperamos también el nuevo disco de JC de Urquiza.