“Barbie es una de las nuevas artistas del jazz local que ya dejó de ser una promesa, y en su estilo se aprecia una madurez y un conocimiento de la tradición que desmienten su juventud.” Así está encabezada su biografía en Myspace (http://www.myspace.com/barbiemartinez).

Un programa exquisito. El jazz no escatima en sentimientos y Barbie lo dejó muy en claro. Una vez más Kandinsky tuvo razón al decir que una obra de arte sin espíritu es como un bebé muerto antes de nacer. Y el Jazz es el ejemplo por ilustrísimo de Vassily. Imagínense, si pueden, el  Swing sin Swing.

Una  típica charla entre dos Juanitos y una Juanita (Barbie entra en esa categoría) acompañada por clásicos de Nancy Wilson, Miles Davis, Shirley Horn, Anita O’Day y el disco Swing! (de Barbie)  entre otros hizo de el Jueves, entre las 20 y las 21 hs, una noche inolvidable. Valió la espera.

Una vez terminado el programa nos despedimos y al cabo de dos días, el  sábado a la una de la mañana para ser exactos, el empirismo cobró vida y de la mano  de Barbie (voz), junto a Paula Shocron (piano), Cristian Bórtoli (contrabajo), Sebastián Groshaus (batería), Carlos Lastra (saxo) y Mariano Loiácono (trompeta) abordaron en Thelonious (Salguero 1884) un repertorio de standards clásicos. INCREIBLE. MAJESTUOSO. Mephistopheles  te vendo mi alma por ese poder.

Chau che, no puedo sacarme de la cabeza el color de su voz al pronunciar, Jazz.


Chapeaux!

Acá pueden descargar parte del programa: http://www.mediafire.com/?5hwwsrxg5ep5mr3