Nuestro invitado el pasado jueves 20 fue Nacho Rodríguez. Última edición de “Papel principal”, programas en los que invitamos a los que según Juanita fueron “protagonistas de la década del 2000”. Nacho, al frente de Doris, completó las emisiones que tuvimos durante los últimos meses con Liza Casullo, Julián Zamt, Cuca y Marcelo Blanco.

Nombre, edad, colegio y una palabra que te identifique
Nacho Rodríguez
31 años
Colegio Nacional de Buenos Aires
Libertad

La casa. Una guitarra desde chico en lo del viejo. Hermana con grabador doble casetera y compilados grabados de la radio. Los ’80.

Un juego que tenía de chico, que me da mucha gracia, es que me sentaba en un sillón de frente al apoyabrazos, y hacía que tocaba el piano ahí… Y me pasaba muuucho tiempo inventando melodías, haciendo que las tocaba… Cuando uno es chico, es distinto cómo percibís la música: es directamente al sentimiento, no estás pensando. Estaba por ahí un vinilo de Yendo de la cama al living, que ya la tapa me daba miedo… Lo ponía y empieza “hjhjhajahjhjhj [misterioso sonido gutural, escuchar en el tema] y yo decía ‘¡¿qué pasa acá, qué pasa acá?!’ (risas)…”

El colegio, las bandas, Cemento, Nuevo rock argentino en Obras y demás accesos inexplicables e inevitables para un chico de catorce años. Bandas.

En la primaria un amigo me pasó un casete de Bon Jovi, el primero: Resbaladizo cuando mojado se llamaba (risas). Ese disco me acuerdo que me encantaba, lo escuché un montón… El primer recital que fui a ver fue Todos tus muertos en Obras… Me cagaron a palos, estaban presentando Dale aborigen. Estaba buenísimo… Después fuimos a ver la presentación del segundo disco de Gatos sucios en Cemento. Yo lo fui a buscar a Marce y él tenía 40° de fiebre: la conclusión fue ‘loco, es la presentación de los Gatos, vamos’. Entonces fue Marce tirado en los bancos de cemento afuera, con fiebre y yo entraba, veía un par de temas, salía, preguntaba ‘¿está todo bien?’, sí, volvía…”

Primeras bandas, tocar en cumpleaños en el colegio. Los Babasónicos y cambiar la cabeza.

Con Jessico tuve un momento que dije ‘uyy no’… una actitud que es una pelotudez, pero me pasó a mí también, como de ‘ofenderme’, ‘uy, se vendieron’. Y ahora escucho Jessico y me parece buenísimo. Yo estaba escuchando cosas muy experimentales, estábamos con Doris experimentando un montón, y en el momento dije ‘qué caretas, ¿qué hicieron?’ “

La hora de Doris. El experimento de una banda con dedicación exclusiva más fuerte que nosotros. Doyle, el retiro del campo para conectar. Shows que te rompan algo.

Ensayábamos un montón, todo el tiempo, no todos los días, pero cuatro veces por semana… y le dábamos mucha vuelta a las canciones, se creaba mucho adentro de la sala. Es una banda que suena a laboratorio muchas veces (risas). Yo creía mucho en lo que hacíamos, estaba completamente metido en esa burbuja, y le dedicaba toda mi vida. Éramos muy exigentes con nosotros mismos y con la banda (risas), era muy bueno, muy romántico. ¡Sin un mango!

Nacho trajo la guitarra y tocó dos temas nuevos y un clásico de Doris (“Pronto un doctor”).

Acá lo pueden escuchar en Mixcloud:

JuanaJuanita – 20/12/12 (Nacho Rodríguez) by Juanajuanita on Mixcloud

Chau che!

Foto: Vico García

Foto: Vico García