You are currently browsing the tag archive for the ‘indie’ tag.

El primer disco de Un día perfecto para el pez banana empieza como el último de Wilco. En el medio de todo: “… y aunque …” ¿Y aunque qué, muchachos, si recién empezamos? Quilombo, pero medido. Constante de los siguientes 43 minutos: una producción nítida, impecable, donde se escucha cada nota de bajo, cada golpe de batería, cada eco del delay. Una concepción de la música como instantaneidad, como ensamble, como lo irrepetible que, aún así, nos esforzamos por apresar.

En canciones como “Mañana” pensás “che, cada instrumento se las quiere tomar por su lado”, pero una fuerza extraña los mantiene juntos. No para. La voz de Lucila Escalante puede tener algo de médium. Las voces, debería decir Juanita, que sabe cómo es esto de las personalidades múltiples y los matices. Una lírica que abunda en paisajes, descampados y malezas, mares y colores imaginados.

“Casa” es un pispeo, es la mirilla de una habitación que da al mar pero que no logra satisfacernos. Un aliento. Y qué decir de “México”, una perfecta canción pop-rock-experimental de esas que ya no hay. Mucho camino recorrido desde ese EP de fines de 2010, aunque quizás se perdió un poco el ataque y la inmediatez cortito-y-al-pie de esos primeros temas en aras de una arquitectura majestuosa.

Pero cómo atrae la frescura de este quinteto: la batería de Santiago Álvarez Ruiz certera, siempre pegando en el beat menos esperado, el bajo de Juan Manuel Pairone aka “Pai” (a quien entrevistamos hace muuuucho tiempo en JuanaJuanita) escuchando el llamado de lo salvaje, las guitarras de Iñaki Ruibal y Javier Rabinovich que entran y salen. Inestabilidad. “Con vos y el viento”: ¿qué suena acá, por qué paró esa guitarra, por qué sigo moviendo la cabeza y no me dejan salir, como decía Charly? ¡¡AHHHHHH!!

El corazón del disco es “Bien”, dos minutos de lisérgica apertura instrumental, atmósfera misteriosa (uy, cómo sigue sonando la bata). El juego de las guitarras es clave en todo el disco, siempre prístino, siempre melodioso. Y el final carnavalesco nuevamente, casi siete minutos de plena creación musical fatto in casa como unas buenas pastas. Sigue la exploración con “Caja muda”, una cosa deliciosa además de la flase flúo dárgelosiana “te gusta escuchar/ no te imaginás lo que son mis silencios”.

El primero que diga Animal Collective se lleva un huevito Kinder (“ooooolaa/ ooooolaa/ ooooolaa”). Y sí, los referentes extraterrestriales existen, como las brujas. Y no duermas: “antes de dudar/ guardame en tu bolsillo”.

Un día perfecto para el pez banana es una banda excéntrica, original, única y, lamentablemente para nosotros los porteños, nacida y criada en Córdoba. Alta movida por estos años en la ciudad mediterránea. Un lujo, sana envidia y la mejor para lo que seguirá.

“Puedo abrir tus cajas mil veces más y saber que el mundo es de botones”.

SUBA (2013)

un día perfecto para el pez banana – SUBA (Ringo Discos, 2013)

Grabado en estudios móviles NN en Tanti, Sierras de Córdoba, y en estudios Matarex, Buenos Aires.
Mezclado en estudio El Árbol.
Masterizado en Puro Mastering.

Producido por Manza Esaín y un día perfecto para el pez banana.

Juanita track picks: “México”, “Con vos y el viento”.

Se puede escuchar completo o descargar gratis acá.

Nuestro invitado el pasado jueves 20 fue Nacho Rodríguez. Última edición de “Papel principal”, programas en los que invitamos a los que según Juanita fueron “protagonistas de la década del 2000”. Nacho, al frente de Doris, completó las emisiones que tuvimos durante los últimos meses con Liza Casullo, Julián Zamt, Cuca y Marcelo Blanco.

Nombre, edad, colegio y una palabra que te identifique
Nacho Rodríguez
31 años
Colegio Nacional de Buenos Aires
Libertad

La casa. Una guitarra desde chico en lo del viejo. Hermana con grabador doble casetera y compilados grabados de la radio. Los ’80.

Un juego que tenía de chico, que me da mucha gracia, es que me sentaba en un sillón de frente al apoyabrazos, y hacía que tocaba el piano ahí… Y me pasaba muuucho tiempo inventando melodías, haciendo que las tocaba… Cuando uno es chico, es distinto cómo percibís la música: es directamente al sentimiento, no estás pensando. Estaba por ahí un vinilo de Yendo de la cama al living, que ya la tapa me daba miedo… Lo ponía y empieza “hjhjhajahjhjhj [misterioso sonido gutural, escuchar en el tema] y yo decía ‘¡¿qué pasa acá, qué pasa acá?!’ (risas)…”

El colegio, las bandas, Cemento, Nuevo rock argentino en Obras y demás accesos inexplicables e inevitables para un chico de catorce años. Bandas.

En la primaria un amigo me pasó un casete de Bon Jovi, el primero: Resbaladizo cuando mojado se llamaba (risas). Ese disco me acuerdo que me encantaba, lo escuché un montón… El primer recital que fui a ver fue Todos tus muertos en Obras… Me cagaron a palos, estaban presentando Dale aborigen. Estaba buenísimo… Después fuimos a ver la presentación del segundo disco de Gatos sucios en Cemento. Yo lo fui a buscar a Marce y él tenía 40° de fiebre: la conclusión fue ‘loco, es la presentación de los Gatos, vamos’. Entonces fue Marce tirado en los bancos de cemento afuera, con fiebre y yo entraba, veía un par de temas, salía, preguntaba ‘¿está todo bien?’, sí, volvía…”

Primeras bandas, tocar en cumpleaños en el colegio. Los Babasónicos y cambiar la cabeza.

Con Jessico tuve un momento que dije ‘uyy no’… una actitud que es una pelotudez, pero me pasó a mí también, como de ‘ofenderme’, ‘uy, se vendieron’. Y ahora escucho Jessico y me parece buenísimo. Yo estaba escuchando cosas muy experimentales, estábamos con Doris experimentando un montón, y en el momento dije ‘qué caretas, ¿qué hicieron?’ “

La hora de Doris. El experimento de una banda con dedicación exclusiva más fuerte que nosotros. Doyle, el retiro del campo para conectar. Shows que te rompan algo.

Ensayábamos un montón, todo el tiempo, no todos los días, pero cuatro veces por semana… y le dábamos mucha vuelta a las canciones, se creaba mucho adentro de la sala. Es una banda que suena a laboratorio muchas veces (risas). Yo creía mucho en lo que hacíamos, estaba completamente metido en esa burbuja, y le dedicaba toda mi vida. Éramos muy exigentes con nosotros mismos y con la banda (risas), era muy bueno, muy romántico. ¡Sin un mango!

Nacho trajo la guitarra y tocó dos temas nuevos y un clásico de Doris (“Pronto un doctor”).

Acá lo pueden escuchar en Mixcloud:

JuanaJuanita – 20/12/12 (Nacho Rodríguez) by Juanajuanita on Mixcloud

Chau che!

Foto: Vico García

Foto: Vico García

Ayer visitó JuanaJuanita una figura especial de la música independiente de los últimos lustros.

Gustavo fue el fundador de Ultrapop a fines de los 90. Como piensa Juanita, la música tiene varias patas y Gustavo la entendió así desde el principio, editando discos por el sello, manageando bandas emergentes y armando conciertos y fechas para agitar el combo.

Ultrapop editó a las bandas más importantes de la década pasada, como Pequeña orquesta reincidentes, Jaime sin tierra o Doris. También íconos de la independencia, como Melero, editaron sus mejores discos con ellos. Del exterior trajo recordados shows y editó localmente a artistas como Stephen Malkmus y Cornelius.

Caminos y sótanos recorridos, el agite de una ciudad en esplendor y crisis, el amor por la música y sus recompensas y golpes. La selección musical fue exclusivamente de discos editados o distribuidos por Ultrapop entre 1999 y 2002:

  1. “Ojos de videotape”. Jaime sin tierra. Cerca de la revolución. Tributo a Charly, 1999.
  2. “Río Paraná”. Suárez. Río Paraná, 1999.
  3. “Andoamandoamanda”. Buenos muchachos. Aire rico, 1999.
  4. “Cruz”. Pequeña orquesta reincidentes. Mi suerte, 2001.
  5. “Ausencia”. Subsole. Subsole, 2001.

Acá lo pueden descargar: http://www.mediafire.com/download.php?cx6rybpe5bdtdpn

Radio en vivo

Radio en vivo Viernes de 22 a 23 hs, por Radio Colmena

Estos son los chicos de Juanita

Juanita en Mixcloud!

Mixcloud

Juanita en Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: